Sagaretxe

En las ocasiones que dispongo de tiempo para Gourmetcomer tranquilamente, sin mirar el reloj pensando en volver a las actividades diarias, me gusta aprovechar e ir a sitios donde comer bien, sin prisas y disfrutar la sobremesa.

Y así acabé en Sagaretxe. Aunque protesté un poco porque yo lo conocía como sitio de pintxos, muy ricos además, y yo lo que quería era ¡chuletón!

La casa de la manzana o sidrería, que es el significado de Sagaretxe en vasco, es un lugar tradicional, familiar y con productos de buena calidad.

Ya conocía la zona de la barra, con los pintxos a la vista. Bajando unos escalones está el primer salón, y cuenta también con otro salón en la planta de abajo.

Al servir la bebida nos pusieron como aperitivo unas gildas, ¡¿me habían leído la mente?!

Estaba casi más nerviosa por tomar unas piparras que por el chuletón.

A mí que no me gustan mucho las anchoas, me encantó ver que eran con boquerón en vinagre.

image2 (3)

Nuestra elección fue:

– Ensalada de foie y jamón de bellota con frambuesas

La combinación de sabores es muy buena. Además un camarero la prepara en la mesa, consiguiendo un mezcla mejor de los ingredientes.

– Txuletón de buey a la parrilla

La carne estaba un poco dura, y aún así, ¡no dejamos nada!

image3 (3)

– Tarta de queso Idiázabal 

¡Riquísima! Viene acompañada de frambuesa, chocolate y almendra.

image4 (1)

Lo mejor: ¡LAS GILDAS! y la tarta tiene un sabor increíble.

Lo peor: la zona del restaurante es de ambiente muy familiar, es demasiado mesón. La parte de los pintxos suele estar más animada por la tarde-noche.

Tienen menús especiales para grupos y catering para eventos.

Se puede reservar mediante Restalo:

https://www.restalo.es/restaurante-sagaretxe

Anuncios